La cola de caballo y las ortigas frescas nos pueden ayudar para combatir plagas en nuestro huerto ecológico de forma natural. La ortiga actúa como repelente de los pulgones y araña roja y la cola de caballo tiene una acción fungicida para combatir áfidos, hongos y otros insectos.

Podemos “fumigar” nuestro huerto o árboles frutales con la decocción de esta planta medicinal para ello añadiremos 150gr. de planta seca de cola de caballo para 10 litros de agua y dejaremos hervir a fuego lento durante unos 25 minutos. Dejaremos enfriar y filtraremos el agua resultante dejando varias partes para echarla en dias soleados. También se puede aplicar mezclando el agua con caldo de ortigas.

Caldo de Ortigas

Para prepararlo dejaremos macerando 1 kilo de planta fresca por cada 10 litros de agua (200gr. si está seca) durante 20 dias. Se aconseja emplear un recipiente de barro para que sea “poroso”
El caldo está listo cuando no salen burbujas y se halla formado una película por encima del agua.
Para su uso mezclaremos 1 parte por cada 2 de agua. Es decir si utilizamos 1 litro de caldo añadiremos 2 litros de agua.

La cola de caballo, es una planta medicinal que tiene su uso conocido como diurética y como planta muy rica en sales minerales como el silicio (muy importante) y otros como el Potasio, Magnesio, Manganeso.
El silicio favorece la reconstrucción y regeneración de los tejidos al favorecer en la síntesis de fibras de colágeno y elastina de ahi que la cola de caballo se recomiende como nutriente para el cabello, piel , uñas y huesos.

Con la propiedad de fungicida ya conocemos otro uso natural de esta planta en la que puede ayudarte en tu huerto ecológico.

¿cónoces algún otro medio natural para emplearlo como insecticida ?, dinos tu experiencia en los comentarios de este mismo artículo y ayudaremos a conocer el uso de alternativas biológicas como insecticidas frente a insecticidas químicos.