Por normativa cualquier producto alimenticio que contenga 2 o más ingredienes está obligado a enumerar los productos o materias primas empleados en el proceso de fabricación del producto final.

Este listado debe de llevar precedida la palabra “INGREDIENTES:” o “LISTA DE INGREDIENTES: “. La lista de ingredientes debe de presentarse en orden decreciente según las cantidades empleadas en su fabricación.

Es decir que en cualquier producto alimenticio nos encontraremos sus ingredientes presentados de mayor cantidad a menor. Sólo se permite “alterar” el orden de los ingredientes si los mismos presentan un volumen inferior al 2% del producto final.

De este modo por ejemplo si observamos los ingredientes del cola-cao tenemos:

Ingredientes: Azúcar, cacao desgrasado en polvo, harina de trigo, extracto de malta, extracto de nuez de cola, sales minerales, aromas y sal

Deducimos por tanto que el azúcar supera al mismo cacao en polvo (ingrediente que podemos suponer que sea el que tenga mayor concentración y por tanto NO es asi), por lo tanto un bote de Cola Cao contiene más azúcar que cacao.

La verdad es que analizar el listado de ingredientes de un producto nos puede ayudar a comprender aspectos como por ejemplo la calidad del mismo o la diferencia en el coste que pueda tener en comparación con otros productos similares.

Así por ejemplo si tenemos un producto alternativo al cola cao en versión ecológica y éste contiene:

Ingredientes: Cacao parcialmente desgrasado, azúcar de caña, lecitina de soja

Además de estar consumiendo un producto cuyos ingredientes son de cultivo ecológico también observamos que contiene mayor proporción de cacao que de azúcar y por tanto nos ayuda a valorar mejor el producto en cuanto a calidad (mayor cantidad de cacao y azúcar) y en cuanto al precio (no sólo es más caro por ser ecológico sino que también es más caro porque emplean más cacao como materia prima en lugar de azúcar.

Espero que esto os pueda ayudar a interpretar mejor los productos que adquirimos y sobre todo la importancia de poder ayudarnos a decidir en la adquisición de unos frente a otros y más en estos momentos ya que con las marcas blancas podemos encontrar productos que en ocasiones “equivalen” a otros o tienen los mismos ingredientes pero esto no quiere decir que lleven la misma proporción de los mismos. Por lo tanto también tenemos que fijarnos en el orden en el que aparecen en su etiqueta.