Virtudes:

Las hojas de eucalipto se han empleado tradicionalmente como anticatarrales y útiles contra las inflamaciones de las vias respiratorias, bronquitis.

Pueden prepararse hojas de eucalipto para inhalaciones hirviendo varias hojas en una cacerola con agua durante varios minutos. Inmediatamente retiramos e inhalamos con una toalla los vapores que se desprenden. Respirar los vapores de eucalipto nos van a ayudar a descongestionar las vias respiratorias.

Recuerdo desde pequeño como mis padres me preparaban “vahos” de eucalipto cuando tenia dificultades al respirar y me llevaban la “cacerola” a la habitación para acercarme con la toalla y posteriormente dejarla unos minutos para que los vapores impregnarán el ambiente y me ayudaran a respirar. ¡Al dia siguiente quedaba como nuevo!.

Actualmente también podéis realizar estos vahos o también tenéis la posibilidad de adquirir esencia natural de eucalipto (debe de ser aceite esencial puro) y utilizarlo en humificadores.

También puede consumirse infusiones de eucalipto dejando hervir un par de hojas de eucalipto troceadas por taza de agua durante 3 minutos, dejar reposar 2 minutos y endulzar con miel o cualquier melaza.