vaso_leche1.jpg

Recuerdo que uno de los primeros artículos de bedoce “lácteos un peligro” fue uno de los que mayor polémica tuvo en esta página. Los detalles del artículo escrito por Jose Ramon Llorente sobre la leche de vaca y sus derivados (industria moderna) eran demoledores , de ahí la elección del titulo .

Casi dos años después os voy a contar la experiencia con mi propio hijo de 3 años en relación con los productos derivados de la leche de vaca .

A los pocos meses de nacer mi hijo tuvimos que ingresarlo por “bronquiolitis” por lo que de siempre ha sido un niño propenso a acusar los síntomas como dificultad respiratoria, mucosidad en el pecho, tos con dificultad en arrancar etc… …  sintomas que aparecían la mayoría de veces que caía enfermo .

En la medida de lo posible siempre hemos procurado introducir una alimentación lo más sana y saludable posible ( consumo de leche de continuación en polvo biológica ,  papillas de cereales tostados integrales … … ) .

Posteriormente por mi parte me decantaba por la introducción de bebidas vegetales de arroz o de avena y postres a base de los mismos cereales en sustitución de los tradicionales yogures .  A pesar de esto también me encontré lógicamente con la fuerte cultura del consumo por los lácteos recibida por mi mujer durante todos sus años de vida con lo que el consumo de leche de vaca (bricks que existen en el mercado de 1 litro de iniciación a la leche como continuidad después de la leche en polvo de los biberones) y sobre todo de yogures y similares también han estado presentes durante los 14-32 meses en mayor medida.

Durante este período fueron reiterativos cada uno de los sintomas mencionados anteriormente de forma casi constante durante prácticamente todas las estaciones llegando a ser desesperante en muchos momentos,  hasta el punto que llegaba a pensar que esto iba a ser así siempre (todo hay que decir que los inicios de la época de la guardería tampoco favorece esta situación ) .

El caso es que a partir de los 30 meses aproximadamente intento tomar la iniciativa de eliminar por completo la leche de vaca a diario en los desayunos y lo máximo posible los yogures ( desayunos con bebida de avena y postres a base de potitos compota de manzana biológica y postres de arroz de vainilla/chocolate) ,  notando así una mejora notable en la ausencia casi por completo de mucosidad y por lo tanto menor dificultad respiratoria, tos etc…

Además de esto también hemos utilizado elementos preventivos (sobre todo durante el invierno resfriados, gripe … ) como por ejemplo jarabe infantil a base de propóleo  (antibiotico natural) , miel y vitamina C  y una infusión de hierbas medicinales (a base de malvavisco, gordolobo, pulmonaria, tomillo, llantén … ) “mano de santo” como dirían algunos, como infusión expectorante, antitusiva, suavizar la garganta …  .

De esta forma llevamos más de un año (con todo el invierno finalizado y cambio de colegio incluido ) en el cual no han aparecido por el momento el más mínimo síntoma y ni siquiera ningún pequeño resfriado (por lo tanto el ahorro en la compra de varios jarabes y medicamentos como estabamos habituados ha sido considerable) .

 Destacar sobre todo la acción curativa de la infusión de hierbas ante el más mínimo indicio de tos o “pecho cargado” para ayudar a “arrancar” .

Constatar también que algún vecino (digo alguno porque es muy dificil que aquellos que consumen lacteos a diario durante varias veces al dia elimine por completo estos productos en la alimentación de sus hijos – os invito a realizar la prueba en cualquier momento – ) también ha experimentado mejorias al eliminar por completo la leche de vaca y derivados .

Después de todo esto compruebo una vez más que una alimentación sana junto con la ayuda de remedios y complementos naturales son esenciales y pueden jugar un papel muy importante desde los primeros años de vida del ser humano … por desgracia prevalecen los intereses de industrias alimentarias y farmaceúticas en los cuales (bajo mi punto de vista)  me hace pensar que se deja de lado la salud de las personas por el único hecho de enriqucerse a costa de todos nosotros.