Aunque es cierto que las comparaciones siempre son odiosas, podríamos comparar el arroz al Hombre, ya que ambos son los especimenes más evolucionados en sus respectivos reinos vegetal y animal: los cereales son las únicas plantas donde fruto y semilla son la misma cosa, y el arroz el único cereal que no presenta, además, hendidura en la mitad de su grano;el arrozintegral2.jpgHombre es el que tiene la inteligencia más desarrollada y la capacidad de acción más grande de todo el reino animal. Pero es ahora cuando surge el mayor problema, pues estas cualidades eran en origen y son hoy en potencia. Si vemos en qué ha quedado la inteligencia y la capacidad de acción del Hombre, que a día de hoy parece incapaz de restablecer la armonía propia y del mundo con el entorno y con sus semejantes, y si nos fijamos en que el máximo desarrollo de fruto y semilla en simbiosis ha quedado reducido a un grano blanco, refinado, desprovisto de casi todos sus nutrientes y propiedades, incapaz ya de germinar y crear una nueva planta… entonces tal vez nos demos cuenta de que esa supuesta evolución es posible que no vaya por el buen camino.Por eso es importante decir que al hablar de arroz hablo del arroz completo, integral, aquel que usaban nuestros antepasados que fueron capaces de construir el mundo en el que vivimos sin la mitad de las cosas que tenemos ahora a nivel material, pero con infinitamente más nutrientes a nivel alimenticio de los que poseemos ahora (o de los que nos pretenden hacer tener las grandes industrias). Pero atención. Toda cara tiene su cruz. Como contrapartida a la dejadez existe la moda. No nos dejemos llevar sólo por lo externo de la moda y a la hora de comprar nuestro arroz integral no nos dejemos seducir sólo por esta última palabra: integral. Nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu se merecen lo mejor, nos merecemos lo mejor, que no quiere decir siempre lo más caro. Debemos elegir un arroz integral de una marca de confianza y que nos aseguren que es de cultivo biológico. El de grano corto es bueno para usar todo el año, aunque ya en primavera y verano podemos alternarlo o sustituirlo por el de grano largo, los otros más exóticos como el basmati, el thai, el arroz salvaje… mejor usarlos sólo en ocasiones puntuales. La razón es simple, usar lo que más cercano nos queda por nuestra cultura adquirida. El valor nutritivo del arroz integral es inmenso, pues contiene los cinco componentes alimenticios esenciales: proteínas, lípidos, carbohidratos (glúcidos), vitaminas (posee cantidades importantes de vitaminas B1, B2 y B6) y minerales. Es además de los raros alimentos que por sí solos contienen los doce aminoácidos esenciales para el cuerpo humano (arginina, histidina, lisina, triptofano, fenilalanina, tirosina, leucina, isoleucina, leonina, metionina y valina). El arroz integral es especialmente calmante para el cerebro y el sistema nervioso, los órganos más desarrollados de nuestra especie, es eficaz en el tratamiento de enfermedades renales, cardíacas, vasculares (infinitamente menos frecuentes en las zonas donde se consume regularmente arroz completo), afecciones hepáticas y úlceras, en la cura de llagas… recomendable también en las curas de adelgazamiento ya que al ser un carbohidrato de absorción lenta mantiene en el cuerpo la sensación de estar saciados mucho más tiempo que otros alimentos, proporcionándonos a un tiempo buena calidad alimenticia y energía duradera, y facilitando un buen tránsito intestinal debido a su alto contenido en fibra. Cocinar el arroz integral lleva algo más de tiempo que cocinar sus sucedáneo blanco pero merece la pena intentarlo. Es bueno lavarlo antes de usar y si es posible además ponerlo unas horas a remojo. Lo ideal es cocinarlo en olla a presión entre 30-40’ (10 minutos a fuego alto y el resto de la cocción a fuego mínimo), dependiendo siempre del tipo de cocina que usemos y del tipo de olla (si es rápida unos 20’ aproximadamente, 6 a fuego alto y el resto al mínimo) con una medida y media ó dos de agua por cada medida de arroz y con una pizca de sal marina. Si lo cocinamos en cazuela estará hecho cuando veamos que el grano se ha abierto pero sin que se deshaga. Nunca debe de quedar duro porque su digestión sería muy pesada. Es cuestión, al inicio, de prueba y ensayo. Además comprobaréis que cuando ya le habéis pillado el truco y el tiempo exacto de cocción en vuestra cocina y con vuestra olla, es más que probable que en cualquier otra cocina o con cualquier otra olla –por muy semejantes que sean- las medidas no se ajustan exactamente igual. Pero bueno, también esto es un aliciente por todo lo que tiene de experimento y de “diversión”. Gracias a su delicado sabor va bien para acompañar tanto con sabores dulces como salados, lo importante es, como siempre, no tener miedo y experimentar, dejarse sorprender. ¡Suerte!


13 comentarios a “EL ARROZ INTEGRAL: SUBLIME DESCONOCIDO”  

  1. 1 Ezequiel Morogh

    Muy bueno el artí­culo, instructivo y suena delicioso. No conocí­a todas estas bondades del arroz integral.

  2. 2 Henar

    Hola Ezequiel,

    Me alegro de que haya gustado el artí­culo. Lo cierto es que sí­, las excelencias del arroz integral son múltiples y variadas. Dentro de poco habrá una segunda parte con más información y más recetas. Mientras puedes ir probando con las que hay ya publicadas.
    Un saludo y gracias por tu comentario. Gracias a vuestra presencia y participación a nosotros se nos renuevan las ganas diariamente para seguir compartiendo.

    Henar
    Bedoce.com

  3. 3 gladys

    el problema que me encuentro con el arroz integral es que es mucho mas duro que el arroz blanco y no le encuentro del punto de coccion

  4. 4 admin

    Hola gladys

    El arroz integral siempre tendra un punto mas duro que el blanco una vez hecho, por lo tanto tambien hay que tener esto en cuenta y debemos acostumbrarnos. Yo por ejemplo utilizo arroz integral de grano largo y en 35 minutos a fuego medio lo tengo listo.

    Como comenta Henar, tambien puedes seguir su consejo de utilizar olla de coccion rapida.

    Es muy facil!

    Salva

  5. 5 Wilson

    Hola a todos, me parecio excelente este articulo. Soy ingeniero agronomo y siempre me ha parecido de vital importancia conjugar las propiedades terapeuticas de las diferentes especies vegetales con la patologia humana. No se si ustedes conocen algun curso de post-grado sobre la utilizacion de los vegetales como fuente para el tratamiento de las diferentes enfermedades que afectan al genero humano. Les agradezco por su informacion y por favor, sigan difundiendo estos excelentes articulos relacionados con el reino vegetal.

    Cordial saludo para todos.

  6. 6 Resu

    Hola, me uno a los anteriores comentarios sobre el artículo; a mi que me parece tan importante y primordial que nos alimentemos en lugar de “comer”….simplemente.
    Pienso que a la hora de preparar un plato es muy importante la materia prima por sencilla que sea, dandole la importancia que realmente tiene conseguimos junto con la calidad de la vibración con que la cocinemos cuidar y enrriquezer nuestro cuerpo y el de los que nos acompañen en la mesa.
    Un abrazo.

  7. 7 Alfredo

    Con esas medidas de agua que has dicho lo llevas claro.

  8. 8 Teresa

    Buenas noches, con relación al arroz integral tengo un problema, es el siguiente; lo pongo con bastante agua en la olla rápida la perfec, y cuando lleva unos siete minutos, se sale el bapor por la valvula, por la goma, parece que va a explotar, ya me ha pasado dos o tres veces y tengo miedo y claro a fuego lento es mucho tiempo lo que tarda, me podian decir en que puede consistir.

    Un saludo Teresa

  9. 9 elena

    Pues es que yo que tengo la perfect lo hago en 5 minutos, con dos aros, lo separo del fuego, dejo que bajen los aros y ya está. Pongo una taza y media de agua por cada una de arroz integral y ni lo meto en remojo ni nada…lo rehogo previamente con ajo y laurel… queda muy rico… pero me sorprendo al ver los tiempos de coccion de que habláis… a mi no me gusta blando…
    Saludos,
    elena

  1. 1 bedoce.com - Vida sana y natural » Silicio, un mineral a tener en cuenta
  2. 2 Recetas sanas, Arroz de otoño en bedoce.com - Salud Natural
  3. 3 Recetas sanas, Miso: el fermento diario en bedoce.com - Salud Natural
  4. 4 Recetas sanas, Risotto a la crema de cilantro en bedoce.com - Salud Natural

Deja una respuesta


*


Comparte este artículo